Captura accidental


La captura accidental puede considerarse la captura de individuos de especies animales que no son el objetivo de una pesquería, pero que son atrapadas de forma fortuita a través del uso del arte.

 

Distintos grupos zoológicos (tortugas, aves y mamíferos marinos, peces, moluscos y crustáceos, entre otros) pueden ser capturados accidentalmente, dependiendo del tipo de arte, de su selectividad, de la región pesquera, entre otros factores.

 

La captura accidental y otras interacciones con el arte de pesca también suponen un coste negativo para los pescadores, ya que a través de ella pueden

 

- sufrir daños en el arte de pesca, con el consiguiente coste;

- disminuir su capacidad de captura de especies objetivo;

- ver reducido el tiempo efectivo de pesca;

- incrementar el riesgo por acciones de liberación o recuperación del arte.

 

Por ello, la búsqueda y uso de medidas de mitigación para reducir la captura accidental y la mortalidad de especies capturadas accidentalmente, así como otras interacciones negativas, es de gran importancia para compatibilizar objetivos de conservación y socioeconómicos hacia una gestión más sostenible de la actividad pesquera y del medio marino.

Tanque para tortugas marinas capturadas accidentalmente en el puerto de Calpe
Tanque para tortugas marinas capturadas accidentalmente en el puerto de Calpe
Diagrama de impactos derivados de la captura accidental sobre las tortugas marinas
Diagrama de impactos derivados de la captura accidental sobre las tortugas marinas